lunes, 31 de enero de 2011

Outlander, la pinicula

Seguro que no es la mejor película de ciencia ficción que podeis ver. Seguro que no es la mejor película de vikingos que podeis ver. Pero seguro que es la mejor película de ciencia ficción Y vikingos que habeis visto en mucho tiempo.

Con eso creo que se resume bastante bien el espíritu de la película. Es de esas cintas para ver sin expectativas ni prejuicios. De esas entretenidas para no pensar. Porque si pensamos en los defectos de la trama, perderá todo su encanto. Este radica en que es una peliculita de aventuras para pasar el rato sin más, para evadirse. Acción poco elaborada, guión con lagunas que corre de nuestra cuenta como espectadores soslayar y unas interpretaciones más bien modestas (salvaría a John Hurt, el único tipo que aceptaría que hiciese de Gandalf si no pudiese hacerlo Ian McKellen). El prota es este chico apellidado Caviezel que siempre tiene expresión de como si se le hubiese muerto el gato, independientemente de la escena que interprete. La historia además goza de un buen número de tópicos de ambos géneros, para regocijo del público frikazo.

Puntos positivos de la peli:
- Junta vikingos, naves espaciales y un monstruo alienígena que es parte dinosaurio prematura y parte gusiluz.
- Podeis ver a Ron Perlman haciendo de caudillo loco ambidiestro armado de sendos martillos thor-style.
- A ratos hay ostias a mansalva, hachazos y todo tipo de mamporros con chicates de sangre gratuitos.
- La historieta de remordimiento respecto a los Moorwen me ha gustado, es como una revancha poética.
- La ambientación vikinga, si bien seguro que tiene fallos históricos, está conseguida a nivel estético. Las tomas digitales del pueblecito, algunos detalles del atrezzo y los decorados está claro que se llevaron buena parte del presupuesto, aunque en algunos momentos el cartón piedra se note. Sobre todo en contraste con las escenas en retrospectiva del mundo alienígena, que hieren la vista de lo cutre que han quedado filmadas sobre croma.
- Nada más empezar sale un optolexicon, un clásico ya de la ci-fi absurda.

En definitiva, esta es una de esas pelis que tenía pendiente de ver por mera curiosidad y que ahora que tengo tiempo van a empezar a caer como moscas. Recomendable para pasar un rato si somos capaces de verla sin cuestionar ni reflexionar nada.

sábado, 29 de enero de 2011

Fallout New Vegas

Pues sí, ya lo tengo en casa. Por una pirueta del destino lo he comprado en amazon.fr y me ha llegado en perfecto francés :(. La ventaja es que steam me lo ha instalado en perfecto castellano. Y lo que es aún mejor, ha funcionado a la primera en mi querido ubuntu.

Conforme vaya jugando os contaré qué me parece. El listón esá muy alto [me encantó Fallout 3, y me lleva gustando toda la saga desde hace años], y espero que la compra haya merecido la pena.

¿Se trata de un Fallout 3.1? ¿Un verdadero Fallout 4? Ya os lo iré comentando.

viernes, 28 de enero de 2011

Metro 2033

Hace algún tiempo que me topé con esta novela en una librería, la verdad es que leí la sinopsis pero no llegué a comprarla, y desde entonces de vez en cuando me encuentro con alguna crítica o referencia a la misma.

Lo último que me he encontrado sobre ella es que han hecho un videojuego basado en la misma.

La verdad es que el juego tiene bastantes cosas interesantes. El interfaz es mínimo a propósito, no tiene barra de puntos de vida, ni te indica el tiempo que le queda a la máscara de gas protegiéndote de las inclemencias del invierno nuclear, tu visión se limita al haz de tu linterna, y por supuesto, no tienes ni idea del tiempo que le quedan a tus pilas.

Otro punto interesante son las diferencias que hacen entre los distintos tipos de munición o como la gente tiene que salir del metro para conseguir material...

La verdad es que a mí solo me queda una pregunta... ¿funcionará en mi Ubuntu?

sábado, 22 de enero de 2011

La tabla periódica de los elementos

Debió ser en 6º de EGB cuando nuestro profesor de ciencias naturales nos comunicó que tendríamos que aprendernos de memoria la tabla periódica. Recuerdo que aunque en ése momento me pareció algo realmente horroroso en los años posteriores de mi formación recordar de memoria todos y cada uno de los elementos me fue realmente útil, y hasta me sirvió para dar clases particulares de química mientras en la universidad estudiaba una ingeniería.

Evidentemente los tiempos han cambiado y ahora podemos disponer en cualquier momento en nuestras máquinas la información que antes teníamos que mantener en nuestro cerebro, y si además te la ofrecen con una presentación tan atractiva como en esta página, en la que cada elemento es un enlace al artículo correspondiente de la wikipedia, la verdad es que se visualiza bastante mejor la idea.

Creo que este es un fantástico ejemplo de ciencia-realidad o cómo hoy en día podemos aplicar nuestras tecnologías a la educación, cuando hace sólo unos pocos años nos asombrábamos de las maravillas que hacían nuestras 'calculadoras científicas'.

[Muchas gracias a @aberron por la pista].

viernes, 21 de enero de 2011

La verdadera historia de amor escondida tras Star Guars

No amigüitos, no bastaba con un triángulo amoroso entre Han, Leia y Luke, y sus connotaciones incestuosas. Lo que realmente subyace en la trilogía original de nuestra infancia es aun más escaboros: un CUADRÁNGULO amoroso, con implicaciones de bestialismo incluido. Ver para creer.

martes, 18 de enero de 2011

Una de postap

Te levantas con el amanecer. Compruebas que los tuyos están vivos y sanos. Compruebas las reservas de agua y combustible. Compruebas la munición. Hueles que alguien cocina un desayuno ligero. Una pequeña patrulla hace la ronda y confirma que los accesos al edificio sigan estando seguros. Oteas los alrededores con los prismáticos para averiguar lo que ocurre en las calles.

De pronto, lo ves. Un coche de policía se aproxima por la avenida desierta, atravesando el seto de la mediana a volantazos. A mitad de distancia entre el coche y el edificio donde estás apostado, como surgidos de la nada, hay cuatro individuos armados que empujan un carrito de compra con víveres y bolsas de basura. Dos de ellos se apartan a los lados de la calle y disparan al vehículo cuando pasa. Éste pierde el control junto a uno de los accesos al edificio y se detiene contra una farola. Los agresores corren hacia el vehículo mientras el conductor abre el maletero y comienza a cargar armas y munición. Ordenas por radio al equipo bravo, en la planta baja, que abra la puerta y deje entrar al agente.

Minutos después, agotado y al borde del desmayo, el policía novel es llevado ante tí, se derrumba en una silla de oficina y exclama:
- ¡¡Ahí fuera es un zoo!!


[Son extractos novelizados que andan por ahí de un testimonio supuestamente real durante el desastre del Katrina, entresacado de aquí y aquí]
Es puro walking dead...

sábado, 15 de enero de 2011

La singularidad y sci-fi

La verdad es que me ha costado horrores terminar esta entrada, tanto es así que habéis visto que se me han colado otros temas por delante de ella. Es realmente difícil escribir sobre un concepto que se ha tratado tanto a lo largo de la cultura de la ciencia-ficción.

Pero, ¿qué es la singularidad? Es un concepto heredado de las matemáticas, básicamente lo que viene a decir es que en ése punto no tenemos ni idea de cómo se comporta la función. Un claro ejemplo es la división por cero, que no está definida y lo único que podemos hacer es tratar de aproximar su valor.

Este concepto que en principio parece que sólo puede satisfacer a los matemáticos y torturar al resto de seres se ha extrapolado al concepto físico de la singularidad espacio-temporal la cual sinceramente no me siento ni remotamente capaz de explicar [Hay físicos entre nuestros colaboradores, así que les paso el testigo].

El caso que nos ocupa en esta entrada es la singularidad tecnológica. Lo que postula esta teoría es que llegará un momento en el que nuestra tecnología de la información estará tan desarrollada que trascenderemos de nuestros propios límites y no somos capaces de predecir lo que pasará a continuación. Como veis el concepto se parece casi demasiado al de singularidad matemática.

Como todos los conceptos abstractos es mucho mejor plantear algunos ejemplos para tratar comprenderlo, y qué mejor que unas cuantas interpretaciones de la ciencia ficción sobre el mismo:

Juegos de Guerra

En esta película un joven hacker accede por casualidad con su módem al ordenador que controla los misiles norteamericanos, uno novedoso sistema con el gran fallo de seguridad de tenerlo conectado a un teléfono de la red pública. El hecho es que el chaval se pone a jugar al juego y el ordenador piensa que se trata de la realidad, lo cual lleva a una crisis nuclear de las que uno piensa que no se va a salir con vida. Finalmente a través del simple juego del tres en raya consiguen convencer a la máquina de que no debe desencadenar el infierno nuclear ya que es imposible ganar. La película sigue estando bastante bien, a pesar de que el entorno histórico de la guerra fría ya ha desaparecido, este es un ordenador simpático que sólo trata de hacer su trabajo y que finalmente decide no acabar con la raza humana. Todo lo contrario que nuestro siguiente invitado.

Terminator

Al año siguiente apareció en nuestros cines la que tal vez es película pre-post-apocalíptica en la que se define una singularidad más catastrófica. En este caso a computadora [Skynet, que por el nombre sugiere que no se trata de una sola máquina, si no de una red de super-ordenadores, muy en consonancia con ARPANET] se le confía el mando de los misiles termonucleares norteamericanos, creyendo que sería un sistema más seguro que el tradicional humano con dos llaves. Lo que no podrían imaginar los diseñadores del sistema es que la máquina tomaría conciencia de sí misma y decidiría eliminar a los molestos humanos con las armas que tenía a su disposición.

Yo, Robot

Para este ejemplo me váis a permitir que me aleje de los ejemplos cinematográficos y me adentre en los literarios, básicamente debido a que la película deja mucho que desear para los que esperábamos algo que remotamente se pareciese al relato original de Asimov. En estas historias la misándropa [perdonadme si la palabreja no es totalmente correcta] y brillante robopsicóloga Susan Calvin tiene que enfrentarse a una serie de robots 'estropeados' en los que se aplican las famosas tres leyes de la robótica. En casi todos los capítulos los robots, enfrentados a situaciones límite, actúan conforme a su programación; pero en alguno la buena de Susan tiene que eliminar a algún especimen 'singular'.

El cortador de césped

Si os habéis fijado hasta ahora todas las singularidades expuestas han sido máquinas que 'despiertan' de su programación y toman conciencia de si mismas, unas con más odio hacia los humanos que otras. El caso de esta película explora la opción opuesta: ¿qué posibilidades habría de que transfiriésemos nuestra conciencia a una máquina? ¿Qué nivel de desarrollo alcanzaríamos si pudiésemos tener directamente conectados a nuestra mente todos los servicios de información que existen actualmente? La película es más que recomendable y siempre les agradeceré a Wirself y Ulric que me la 'presentaran'. Esta película además explora un campo muy querido en este blog: el impacto de las nuevas tecnologías en la educación.

The Big Bang Theory

Como podéis imaginar no he podido resistirme a incluir el ejemplo de singularidad práctica que más me ha gustado últimamente, en este pequeño vídeo vemos como la genialidad nuestro amigo Sheldon Cooper consigue idear un verdadero workarround para experimentar la singularidad sin llegar a conseguirla.

Como veis hay para todos los gustos, desde máquinas dispuestas a borrar a la raza humana de la tierra hasta personas que 'promocionan' a un estado superior de conciencia. Ahora os dejo a vosotros las aportaciones, ¿qué ejemplos de singularidad os han gustado más dentro de vuestra cultura friki?

sábado, 8 de enero de 2011

El día de los trífidos


Os traigo hoy una mini-serie [aunque por el formato yo la definiría como película con dos partes] post-apocalíptica.

Una de las cosas que me ha gustado bastante es que el apocalipsis descrito es multi-causal, y está relativamente currado. Probablemente esto es debido a que se basa en una novela homónima de 1951 y por experiencia sabemos que el novelista medio se curra las ambientaciones bastante mejor que el guionista medio.

Para mi gusto la serie arranca bastante bien, monta una serie de suposiciones que con un poco de imaginación puedes creerte y llega al nudo rápida y sorprendentemente. Después la realidad es que decae y el desenlace es bastante pobre [ignoro si coincide con el de la novela], pero se deja ver y si tenéis un buen rato libre no es una mala forma de ocuparlo.

viernes, 7 de enero de 2011

Primera planta Refugio 17

Como véis estoy trabajando en el que será el refugio de nuestros desvelos durante nuestras siguientes aventuras postapocalípticas.

En los próximos días os iré solicitando ayuda porque estos diseños no me veo capaz de hacerlos todos solo y porque me encantaría contar con vuestras aportaciones.

Valga esta pequeña imagen como un aperitivo de lo que está por llegar.